TERMINE CON LA CRISIS EDUCATIVA -AHORA ES EL MOMENTO. CAMPAÑA LATINOAMERICANA POR EL DERECHO A LA EDUCACION 2017

Mientras los líderes mundiales están reunidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York en septiembre de 2017, más de 260 millones de niños, niñas y jóvenes que actualmente no estudian esperan una solución para su regreso a la escuela. El actual financiamiento de la educación no es el adecuado en la mayoría de los países en desarrollo, lo que ha dado lugar a que las familias en gran medida estén pagando por el aumento de la privatización de la educación. Los líderes mundiales se comprometieron en el 2015 a no dejar a nadie atrás, pero la disminución de la ayuda a la educación y el financiamiento interno inadecuado para la educación han dejado a muchos niños, niñas y jóvenes atrás. A menos que se tomen medidas urgentes, más niños, niñas y jóvenes serán las y los destinatarias/os de promesas incumplidas para el año 2030.

La acción de los líderes mundiales tiene el poder de poner fin a la crisis de la educación global hasta el 2030. Próximo a la Asamblea General de la ONU de 2017, ocurre otro momento estratégico en el que los gobiernos deben hacer promesas creíbles para financiar la educación: la conferencia de reabastecimiento de la Alianza Mundial para la Educación, prevista para febrero de 2018. Instamos, por lo tanto, a los líderes mundiales que se reunirán durante la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2017, a renovar su compromiso hacia una alianza mundial para poner fin a la crisis educativa y lograr el ODS4 hasta 2030.

La educación tiene un poder transformador único para crear una vida mejor para todos y todas y permitir el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030. Los líderes mundiales corren el riesgo de crear una reputación histórica para la Asamblea General de este año, que podrá ser conocida como la asamblea de las promesas incumplidas y los objetivos insostenibles. Recordamos a los líderes mundiales que este es el momento de actuar con sentido de urgencia. Ustedes tienen el poder de hacer historia al proporcionar:

1. Apoyo global al financiamiento nacional para la educación: Se estima que el financiamiento para la educación en países de ingresos bajos y medianos necesita aumentar constantemente de US$ 1,2 billones a US$ 3,0 billones en 2030. Se estima que el 97% de estos recursos debe provenir de fuentes nacionales. La pérdida de ingresos en los países en desarrollo relacionada a la evasión fiscal y los flujos financieros ilícitos impide su desarrollo.

2. Aumento de la ayuda a la educación: La mayoría de los países donantes, como los Estados Unidos, Francia y Japón, están ahora muy por debajo de su compromiso de destinar el 0,7% del Producto Interno Bruto (PIB) a la ayuda al desarrollo. En promedio, los países miembros del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE, que representa a los principales donantes, gastan sólo el 0,32% de su PIB. 

3. Tiempo para apoyar las reformas tributarias mundiales para financiar la educación: Terminar la evasión fiscal crearía un gran punto de inflexión para generar financiación para el desarrollo, pero la solución para resolver la injusticia fiscal mundial exige el liderazgo y el apoyo de todas las naciones bajo la bandera de un 2organismo intergubernamental de las Naciones Unidas para la cooperación fiscal.

http://semanalatinoamericana.campanaderechoeducacion.org/